La primera “S”: la destreza

Hola a todos,

Hoy voy a presentar mi blog y empezar a describir un concepto que he desarrollado y que se trata del éxito en la traducción y la revisión de documentos. El propósito de este blog es proporcionar información útil a mis colegas y a otras partes interesadas, y al mismo tiempo incrementar la presencia en línea de mi empresa de traducciones.

Mi filosofía de las 4 S: la destreza, las ventas, el servicio y uno mismo

Estoy consciente de que solo uno de los componentes del título empieza con una s. Es que estoy traduciendo de mi post original en inglés. Este título se refiere a las cuatro dimensiones de una visión que tengo para el éxito, y éstas son relevantes para cualquier ramo pero voy a escribir sobre la traducción y la revisión de documentos específicamente. La destreza y las ventas (skill y sales) implican tener un producto excelente y darlo a conocer, mientras el servicio y uno mismo (service y self) se refieren a que debemos contribuir a nuestra comunidad, la que incluye a nosotros mismos y nuestro sentido de bienestar y felicidad. Así que el primer par es técnico y el segundo es personal.

Hoy voy a escribir sobre la primera s: la destreza. La destreza en la traducción y la revisión de documentos se trata de la disciplina. Hacer algo que no quieres hacer. Para poder entregar un producto excelente todo el tiempo, primero nuestra habilidad con respecto al lenguaje tiene que ser de primera clase, para los dos idiomas del par o de los pares en que trabajamos.

Esto implica mejorar un segundo (o tercero o cuarto) idioma además de sacar filo a nuestro dominio del idioma natal. ¿Cómo podemos mejorar en un segundo idioma? La mejor manera es vivir en o visitar otro país en el cual se habla el idioma. De otro modo habría que considerar películas, libros y clases de conversación con un nativo o un experto. Y para tener el paquete completo cabe mencionar la gramática. Hay que conocer las reglas. Tener una destreza tanto práctica (la conversación) como teórica (la gramática) es necesario si queremos ser expertos de verdad.

¿Y qué hay de mejorar nuestra habilidad en un idioma materno? Es mi lengua materna, por lo que no tengo que trabajar en ella, ¿no? Sí tienes que trabajar en ella. Aunque me hubiera creído muy lector con un dominio preciso del inglés en mis veintes, no fue hasta que trabajé como profesor de inglés durante varios años que desarrollé una comprensión de los puntos sutiles del idioma que me permitiría trabajar como revisor y editor de documentos escritos en inglés. La revisión de documentos es ahora una parte importante de mis ingresos.

Si queremos tener éxito como traductores y revisores de documentos, el primer paso es no ofrecer un producto deficiente, o mejor dicho, es ofrecer un producto sólido y útil, lo que después se convierte en la especialización. Pero eso es después. ¡Les deseo lo mejor!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *